¿Por qué es necesario crear entornos de trabajo saludables? – La OMS nos da la respuesta:

Porque es lo correcto: ética empresarial

Los códigos de conducta y ética personales y sociales son los cimientos de todas las filosofías religiosas y morales más importantes. Uno de los principios éticos esenciales, reconocidos en forma universal, es: “no hagas daño a los demás”. En el lugar de trabajo, esto significa garantizar la salud y la seguridad de todos los empleados.

Mucho antes de que vieran la luz las normas laborales y sanitarias nacionales, los buenos empresarios comprendieron que era importante respetar estos códigos sociales y éticos ya que en el largo plazo ello premiaba sus esfuerzos y beneficiaba a sus empleados.

En la era moderna, tanto las declaraciones mundiales como las organizaciones voluntarias han promovido iniciativas que subrayan la importancia de las prácticas empresariales éticas en relación con los trabajadores. En la Declaración de Seúl sobre seguridad y salud en el trabajo (2008), se afirma que un entorno de trabajo seguro y saludable es un derecho humano fundamental. El Pacto Mundial de las Naciones Unidas es una plataforma de liderazgo internacional voluntaria para los empleadores en la que se reconoce la existencia de principios universales relacionados con los derechos humanos, las normas laborales, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

Porque es una decisión inteligente: interés empresarial

Abundan los datos que demuestran que las empresas que promueven y protegen la salud de los trabajadores también son algunas de las empresas más exitosas y competitivas en el largo plazo y también tienen las mayores tasas de retención de empleados. Algunos factores que los empleadores necesitan considerar son:

a) Costos de prevención frente a los costos derivados de accidentes;

b) Consecuencias financieras de violaciones jurídicas de normas y leyes laborales de salud y seguridad ocupacional;

c) La salud de los trabajadores como un activo empresarial importante para la empresa.

Seguir estos principios evita licencias por enfermedad y discapacidad innecesarias, minimiza los costos médicos así como los costos asociados con alta rotación de personal y aumenta la productividad a largo plazo y la calidad de los productos y servicios.

Cada vez más los consumidores están utilizando su poder como tales para promover las prácticas dirigidas a garantizar ambientes de trabajo saludables. Por ejemplo, varios movimientos mundiales de empresarios y consumidores con sentido ético han promovido el uso de etiquetas de “Comercio Justo” por parte de los consumidores de los países desarrollados.

Porque es lo legal: la ley

En la mayoría de los países existen leyes nacionales e incluso locales que exigen a los empresarios garantizar un mínimo de protección a los trabajadores contra los riesgos laborales que puedan derivar en traumatismos o enfermedades. Cumplir con la ley y, de ese modo, evitar las multas o el encarcelamiento de los empleadores, los directores y a veces, incluso, de los trabajadores, es otro motivo para ocuparse de la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores. En los últimos decenios, a medida que se crearon los mecanismos comerciales y la sensibilización del público y los accidentes industriales más graves ocurridos en los países en desarrollo ocuparon mayor espacio en los medios de comunicación de todo el mundo, muchos de estos países comenzaron a prestar mayor atención al cumplimiento de las normas y leyes de salud ocupacional. Así, cuando algo sale mal en una industria, una empresa multinacional puede ser objeto de acciones judiciales rigurosas, tanto en el país anfitrión como en su país de origen.

Fuente: OMS