Uno de los principales cambios que incorpora la norma ISO 45001: 2018 «Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo» es el enfoque a procesos, en especial de determinados requisitos que en concreto son los que a continuación se enumeran:

  1. Consulta y participación de los trabajadores (5.4)
  2. Identificación de peligros (6.1.2.1)
  3. Evaluación de los riesgos para la SST y otros riesgos para el sistema de gestión de la SST (6.1.2.2)
  4. Evaluación de las oportunidades para la SST y otras oportunidades para el sistema de gestión de la SST (6.1.2.3)
  5. Determinación de los requisitos legales y otros requisitos (6.1.3)
  6. Eliminar peligros y reducir riesgos para la SST (8.1.2)
  7. Compras (8.1.4) – Contratistas y Contratación Externa
  8. Preparación y respuesta ante emergencias (8.2.)
  9. Seguimiento, medición, análisis y evaluación del desempeño (9.1.1)
  10. Evaluación del cumplimiento (9.1.2)
  11. Incidentes, no conformidades y acciones correctivas (10.2)

NOTA: Entre paréntesis se incluye el requisito al que hacen referencia

No debemos confundir un proceso con un procedimiento. Según la definición de la norma ISO 45001: 2018 un procesoes “un conjunto de actividades interrelacionadas o que interactúan, que transforma las entradas en salidas” mientras que el procedimientoes “la forma especifica para llevar a cabo una actividad o un proceso”.

Recuerda:

  1. El proceso es lo que se hace, mientras que el procedimiento es cómo se debe hacer
  2. No todos los procesos implican disponer de uno o varios procedimientos
  3. Los procesos son Operativos y los procedimientos son Descriptivos.
  4. Los procesos son sometidos a medición, los procedimientos son sometidos a Auditorias.
  5. Los procesos se operan y gestionan y los procedimientos se implementan.

La diferencia entre proceso y procedimiento radica en que los procesos son generados por la voluntad del logro de una finalidad y los procedimientos son pasos claros y objetivos que se deben seguir para completar una tarea.

Proceso deriva del latín processus que significa ‘progresión de etapas que se van sucediendo’, en cambio procedimiento deriva del verbo en latín procedo que significa ‘marchar hacia adelante’.