El proceso para la identificación de peligros debería comenzar en la etapa de diseño conceptual de cualquier lugar de trabajo, instalación, producto u organización nuevos. Debería continuar cuando se detalla el diseño y entra en funcionamiento, y después debería ser continuo durante su ciclo de vida completo para reflejar las actividades actuales, cambiantes y futuras. Esto puede incluir entradas de la revisión y el análisis de los datos; informes de incidentes pasados, daños y deterioro de la salud relacionados con el trabajo; y quejas, desde dentro y fuera de la organización.

El proceso de identificación de peligros ayuda a la organización a reconocer y comprender los peligros en el lugar de trabajo y para los trabajadores, para ayudar, priorizar y eliminar o reducir los riesgos para la SST tanto como sea razonablemente viable.

La identificación de peligros debería identificar de manera proactiva cualquier fuente o situación (o una combinación de estas) que surja de las actividades de una organización, con un potencial para los daños y el deterioro de la salud relacionados con el trabajo.

Las fuentes y situaciones pueden incluir, pero no se limitan a:

— fuentes: sustancias peligrosas, radiación, temperatura, presión, polvo, ruido y vibración;

— situaciones: trabajo en altura, trabajo en espacios confinados, trabajo realizado por una sola persona, fatiga del trabajador, comportamiento agresivo o acoso, carga de trabajo y control de las tareas.

Los peligros pueden clasificarse de muchas maneras, incluyendo: físicos, químicos, biológicos, psicosociales, psicológicos; o mecánicos y eléctricos; o basados en el movimiento y la energía

El proceso de identificación de peligros de la organización debería considera

Actividades y situaciones rutinarias y no rutinarias:

1)     Las actividades y situaciones rutinarias crean peligros a través de las operaciones diarias y los procesos de trabajo normales. Las actividades y situaciones no rutinarias son ocasionales o no planificadas, a corto plazo o a largo plazo, y pueden crear peligros a través de incidentes; estos incluyen situaciones razonablemente previsibles tales como: horas extraordinarias, o turnos de trabajo excepcionales, un incidente que implique una pequeña fuga de aceite, reparación, interrupción de los servicios de utilidad pública (por ejemplo, agua, gas, electricidad o aguas residuales), o reubicación temporal de instalaciones.

2) Las condiciones físicas pueden causar peligros en el lugar de trabajo e incluyen, por ejemplo, la iluminación, la temperatura ambiental, la humedad y el ruido ambiental, la proximidad a otros trabajadores, o el estado de las superficies de trabajo.

3) Los factores humanos hacen referencia a cosas tales como capacidades y limitaciones, niveles de destreza y necesidades de competencia, niveles diferentes de alfabetismo o fluidez del idioma, familiaridad con el lugar o la actividad y otras consideraciones tales como la ergonomía o comportamientos reales o potenciales individuales. Una organización debería considerar las causas subyacentes al tener en cuenta los factores humanos que contribuyen a los riesgos y los peligros, tales como instrucciones contradictorias o falta de información, una dirección que aprueba comportamientos inseguros, comportamientos relacionados con la edad, miedo a informar de incidentes o preocupaciones. También se deberían tener en consideración condiciones personales tales como la estatura física, el embarazo o las deficiencias físicas o mentales.

Situaciones de emergencia:

Estas son situaciones no planificadas o no programadas que requieren una respuesta inmediata, por ejemplo una máquina que se incendia en el lugar de trabajo, o un desastre natural en las inmediaciones del lugar de trabajo o en otra ubicación donde los trabajadores están desempeñando actividades relacionadas con el trabajo. También incluye situaciones tales como disturbios civiles en una ubicación en la que los trabajadores están desempeñando actividades relacionadas con el trabajo, que requieren su evacuación urgente.

Personas:

La referencia a las personas pretende dirigir a la organización a considerar a todos aquellos que pueden verse afectados directamente por las actividades de la organización:

1)     dentro del lugar de trabajo;

2)     en las inmediaciones del lugar de trabajo; por ejemplo, transeúntes, contratistas, o vecinos inmediatos, quienes podrían verse afectados por las actividades de la organización;

3)     trabajadores en una ubicación que no se encuentra bajo el control directo de la organización, por ejemplo, trabajadores móviles (por ejemplo, un cartero o un conductor de autobús); aquellos trabajadores que viajan para desempeñar actividades relacionadas con el trabajo en otra ubicación (por ejemplo, ingenieros que presentan servicios que viajan y trabajan al sitio de un cliente); trabajadores que trabajan desde casa, o aquellos que trabajan en solitario.

Otras cuestiones:

1)     Peligros se pueden crear a través de un diseño pobre, por ejemplo una máquina que no se puede limpiar o mantener sin trabajar a una altura insegura, o que requiere trabajar en una postura insegura o en un espacio confinado.

2)     Pueden ocurrir situaciones en las inmediaciones del lugar de trabajo que presenten peligros, tales como lugares de trabajo con múltiples organizaciones, donde las actividades de cualquiera de las organizaciones podría causar daños y deterioro de la salud a las personas que realizan un trabajo para otra organización en el lugar de trabajo.

3)     Situaciones no controladas por la organización y que ocurren en las inmediaciones del lugar de trabajo pueden causar daños y deterioro de la salud a personas en el lugar de trabajo, por ejemplo, un incendio o una explosión en una propiedad adyacente o una protesta pública cercana que se transforma en desobediencia civil.

Cambios en una organización:

Pueden surgir peligros a partir de cambios en una organización. Estos incluyen una reducción en el número de trabajadores, un aumento de personas en formación no cualificadas, un plan de relevo inadecuado, un equipo con el que no se está familiarizado u obsoleto, pérdida temporal de instalaciones debido a un mantenimiento rutinario o una reparación de emergencia. La organización también debería considerar los peligros creados mediante la introducción de materiales, tecnologías o procesos nuevos.

Cambios en los conocimientos de los peligros y en la información sobre ellos:

Las fuentes de conocimientos e información sobre los peligros pueden incluir literatura publicada, investigación y desarrollo, retroalimentación de los trabajadores, y revisión de la propia experiencia operacional de la organización. Estas fuentes pueden proporcionar información nueva sobre los peligros y los riesgos, incluyendo los cambios en: exposiciones potenciales; propiedades químicas, biológicas y físicas; toxicidad asociada e información epidemiológica.

Incidentes previos:

Al identificar los peligros, se deberían considerar los incidentes previos y sus causas, dentro de la organización y en otras organizaciones, ubicaciones o situaciones

El modo en que se organiza el trabajo o factores sociales:

El modo en que se organiza el trabajo y los factores sociales pueden incluir, por ejemplo, excesivas horas de trabajo, escaso liderazgo y cultura en la organización, comunicación insuficiente, excesiva presión para producir intimidación o consumo abusivo de sustancias.