El estado de las carreteras españolas no levanta cabeza y sigue siendo “deficiente”. Las vías suspenden en conservación y es necesario destinar de forma “urgente” 6.617 millones de euros en firmes, señalización vertical, marcas horizontales y barreras metálicas “para poner a punto las infraestructuras” y que tengan estándares de calidad “adecuados”. Así se desprende del estudio (ver .PDFNecesidades de inversión en conservación, realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC) y que ha sido presentado este jueves en Madrid.

La AEC ha vuelto a dar la voz de alarma y ha señalado que, de mantenerse esta tendencia y según sus estimaciones, “antes de 2020 podría ser necesario reconstruir buena parte de la red” viaria del país. La auditoría destaca un “deterioro acelerado” de los pavimentos, la señalización y las barreras metálicas.

En su informe 2016, la Asociación Española de la Carretera recuerda que este es el décimo año consecutivo en el que las infraestructuras viarias del país suspenden. “Una década en la que, paralelamente, los presupuestos destinados a esta partida se han visto seriamente afectados por los ajustes que las Administraciones Públicas han acometido en aras del cumplimiento de los objetivos de déficit impuestos por Bruselas”, denuncia.

banner-st-asociados-prevencionar-formacion-iso-39001