El pasado 23 de Octubre el Dr. Sánchez-Toledo impartió una ponencia sobre los sistemas de gestión de la seguridad y salud en el trabajo basados en la OHSAS 18001 y la futura ISO 45001 y su relación con la Ergonomía y Psicosociología Aplicada.

Dicha ponencia se realizó en el VI Congreso Internacional de Ergonomía y Psicosociología Aplicada de Avilés.

Son diversos los autores que afirman que esta gestión de la seguridad no sólo reduce los índices de siniestralidad, sino que además, mejora la productividad y los resultados económicos y financieros de la empresa (Andreoni, 1986; HSE, 1994; Manzanedo, Saiz, Espinosa y Arcos, 1996; Niederleytner, Grau y Yanes, 1996; Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, 1999; Ashford, 1999; Narocki, 1999; Blanco, 2000; Gil, 2000; Smallman y John, 2001; O’Toole, 2002; Bestraten, Gil y Piqué, 2003). Sin embargo, son escasos los instrumentos que se han desarrollado para su valoración.

Los estándares tipo ISO han sido una de las herramientas que la organizaciones han adoptado para trabajar en esta línea. Considerados como especificaciones de las mejores prácticas de gestión (Hall, 1998), éstos nacen con la intención de proponer modelos de gestión que ayuden a las organizaciones a procurar la satisfacción de las expectativas de sus diferentes grupos de interés. Así surgen por ejemplo las familias ISO 9000 (Gestión de la Calidad), ISO 14000 (Gestión del Medio Ambiente) y la futura ISO 45001 (Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo), con una clara orientación hacia los clientes, las comunidades tanto local como global y los trabajadores respectivamente.

El concepto de sistemas de gestión se utiliza con frecuencia en los procesos de toma de decisiones en las empresas y, sin saberlo, también en la vida diaria, ya sea en la adquisición de equipo, en la ampliación de la actividad comercial o, simplemente, en la selección de un nuevo mobiliario. La aplicación de los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo se basan en criterios, normas y resultados pertinentes en materia de seguridad y salud en el trabajo.

El sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo tiene por objeto proporcionar un método para evaluar y mejorar los resultados de prevención de los incidentes y accidentes en el lugar de trabajo por medio de la gestión eficaz de los peligros y riesgos en el lugar de trabajo. Es un método lógico y por pasos para decidir aquello que debe hacerse, y el mejor modo de hacerlo, supervisar los procesos realizados con respecto al logro de las metas establecidas, evaluar la eficacia de las medidas adoptadas e identificar ámbitos que deben mejorarse. Puede y debe ser capaz de adaptarse a los cambios operados en la actividad de la organización y a los requisitos legislativos.

Este concepto es un proceso basado en el principio del Ciclo Deming “Planificar-Hacer-Verificar-Actuar” (PHVA[1]), concebido en el decenio de 1950 para supervisar los resultados de las empresas de una manera continua. Al aplicarse a la Seguridad y Salud en el Trabajo, “Planificar” conlleva establecer una política de Seguridad y Salud en Trabajo, elaborar planes que incluyan la asignación de recursos, la facilitación de competencias profesionales y la organización del sistema, la identificación de los peligros y la evaluación de los riesgos. La fase “Hacer” hace referencia a la aplicación y puesta en práctica del programa de Seguridad y Salud en Trabajo. La fase “Verificar” se centra en evaluar los resultados tanto activos como reactivos del programa. Por último, la fase “Actuar” cierra el ciclo con un examen del sistema en el contexto de mejora continua y la preparación del sistema para el próximo ciclo.

ciclo_deming

Figura 2.1 Ciclo Deming[2]. Fuente: Karn G. Bulsuk

Un sistema de gestión es, por tanto, una estructura formada por un conjunto de elemento interrelacionados manejados mediante la metodología PHVA (“Planificar-Hacer-Verificar-Actuar”) para conseguir un propósito de manera eficaz y con vocación de mejora continua.

Los elementos habituales de un sistema de gestión son los procesos, los recursos, la estructura, las responsabilidades, los productos y servicios, y la documentación que pudiera utilizar una organización para desarrollar su negocio.

Un sistema de gestión es una herramienta que, bien entendida e implantada, constituye un instrumento muy potente para dirigir y controlar una organización. También hay que reconocer que si no se ha comprendido su misión y potencialidad se puede convertir en una pesada carga en la que solo se perciban obligaciones, burocracia, peticiones absurdas, etc. (Gatell y Pardo, 2011)

Hace ya un decenio que se promueve el concepto del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo como una forma eficaz de mejorar la aplicación de la Seguridad y Salud en el Trabajo en el lugar de trabajo, asegurando la integración de sus requisitos en la planificación empresarial y los procesos de desarrollo. Desde entonces los organismos profesionales, gubernamentales e internacionales con responsabilidades e intereses en el ámbito de la Seguridad y Salud en el Trabajo han elaborado un gran número de normas y directrices sobre el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Muchos países han formulado estrategias nacionales de Seguridad y Salud en el Trabajo que integran asimismo el enfoque de los sistemas de gestión.

El escaso interés que hasta hace pocos años habían despertado los Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo se debía en parte a la ausencia de un estándar ISO (International Organization for Standardization) en esa área. Este organismo había anunciado en la primavera de 1995 la creación de un grupo de trabajo cuyo objetivo fuera consensuar la posibilidad de desarrollo de dicho estándar, pero tras su reunión, en enero de 1997 comunicó a través de su Technical Management Board que no iniciaría actividades en ese momento en el campo de los estándares de Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo; manteniendo esa postura todavía a día de hoy. Para más información de cómo se desarrolló esa reunión celebrada en otoño de 1996 puede consultarse Zuckerman (1997) y Hansen (1996).

Este vacío originó la proliferación de numerosos modelos, muchos de ellos de ámbito exclusivamente nacional, lo que provocó cierta desorientación ante la decisión de cuál adoptar, especialmente en la grandes empresas, a la vez que un incremento de la demanda de un único estándar internacional. Debe tenerse en cuenta que estos modelos intentaban adaptarse en mayor o menor medida a la legislación propia de sus respectivos países, por lo que su exportación como modelo a otros países resultaba en ocasiones difícil (Abad et al., 2002).

Dada la gran aceptación de las normas de gestión de la calidad ISO 9001 y de gestión medioambiental ISO 14001, las empresas comenzaron a demandar el modelo de gestión de la seguridad y salud laboral que resultara más fácilmente integrable con las mismas y que ofreciese la posibilidad de evaluación y certificación de su sistema de gestión en la materia, ya que desde hace tiempo ha existido la inquietud en el mundo empresarial por demostrar su compromiso con la seguridad y la salud de sus trabajadores contratados. De este modo, el estándar internacional OHSAS 18001 se ha impuesto sobre los demás a nivel global.

Este estándar OHSAS especifica los requisitos para un sistema de gestión de la SST que permita a una organización desarrollar e implementar una política y unos objetivos que tengan en cuenta los requisitos legales y la información sobre los riesgos para la SST. Pretende ser aplicable a todos los tipos y tamaños de organizaciones y ajustarse a diversas condiciones geográficas, culturales y sociales.

El éxito del sistema depende del compromiso de todos los niveles y funciones de la organización y especialmente de la alta dirección. Un sistema de este tipo permite a una organización desarrollar una política de SST, establecer objetivos y procesos para alcanzar los compromisos de la política, tomar las acciones necesarias para mejorar su desempeño y demostrar la conformidad del sistema con los requisitos de este estándar OHSAS. El objetivo global de este estándar OHSAS es apoyar y promover las buenas prácticas en SST en equilibrio con las necesidades socioeconómicas. Debería resaltarse que muchos de los requisitos pueden ser aplicados simultáneamente, o reconsiderados en cualquier momento.

La segunda edición de este estándar OHSAS está enfocada a proporcionar claridad sobre la primera edición, y se han tenido en cuenta las disposiciones de las Normas ISO 9001, e ISO 14001, ILO-OSH, y otras normas o publicaciones sobre sistemas de gestión de la SST con el fin de mejorar la compatibilidad de estos estándares para beneficio de la comunidad de usuarios.

Existe una diferencia importante entre este estándar OHSAS, que describe los requisitos para el sistema de gestión de la SST de una organización y que se puede usar para certificación/registro y/o la autodeclaración de un sistema de gestión de la SST de una organización, y una directriz no certificable destinada a proporcionar asistencia genérica a una organización para establecer, implementar o mejorar un sistema de gestión de la SST. La gestión de la SST abarca una serie completa de temas, incluidos aquellos con implicaciones estratégicas y competitivas. El demostrar que este estándar OHSAS se ha implementado con éxito puede servir para que una organización garantice a las partes interesadas que cuenta con un sistema de gestión de la SST apropiado.

El nivel de detalle y complejidad del sistema de gestión de la SST, la extensión de la documentación y los recursos que se dedican dependen de varios factores tales como el alcance del sistema, el tamaño de la organización, la naturaleza de sus actividades, productos y servicios y la cultura de la organización. Este podría ser el caso en particular de las pequeñas y medianas empresas.

A finales de octubre de 2013, la Organización Internacional de Normalización (ISO) decidió seguir adelante con el desarrollo de una norma ISO que reemplazara a OHSAS 18001  en los próximos años. El fruto del trabajo será la futura ISO 45001 Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Aquí os presentamos un adelanto de la futura ISO 45001

 

[1] “Plan-Do-Check-Act” (PDCA) es la versión original “Planificar-Hacer-Verificar-Actuar” (PHVA).

[2] Gráfico por Karn G. Bulsuk: (véase el sitio web: http://blog.bulsuk.com/2009/02/taking-first-step-with-pdca.html#axzz1QlI1sktp)